Los Celulares

El auge de los celulares hizo que casi todo el mundo tenga uno y por lo tanto se transforma en la herramienta más a la mano que tenemos para grabar, a la hora de captar psicofonías en nuestras sesiones de transcomunicación.


La verdad es que los micrónos que traen estos dispositivos, no son de la mejor calidad, pero tampoco son los peores.

Algunos celulares de alta gama, tienen la opción de acoplarles un micrófono externo de mejor calidad para la obtención de audios con mayor fidelidad, pero los costos son muy elevados y conviene comprar una buena grabadora digital en lugar de gastar en ello.

Estos aparatos funcionan bajo diferentes sistemas operativos, aunque a grandes rasgos se podría decir que existen dos grupos, los que utilizan Android de Google, el 90% aproximadamente y los IOS de Apple que conforman el 10% restante.  Aunque esto es irrelevante ya que ambos sistemas cuentan con aplicaciones de grabación.

Para los que quieren algo con más funciones, ya que las aplicaciones de grabación que traen de origen los celulares son muy básicas, existen softwares con más opciones para la captación, editado, análisis y tratamiento de las mismas y muchos de ellos totalmente gratuitos. Obviamente al ser Android el sistema operativo que predomina en el mercado de la telefonía celular, existen muchos más tipos de software para la captura de sonido basado en este sistema.

Para los buscadores de psicofonías que gustan de grabar fuera de sus casas, el celular les resulta muy ágil y práctico. Transomunicadores de todo el mundo han captado mensajes mediante ellos y son la opción más útil cuando no traemos encima nuestras grabadoras.

SIEMPRE grabar en formato WAV si tenemos la opción de hacerlo y como constantemente digo, cada vez que tengo la oportunidad, proceder con mucho respeto hacia esa entidad con la que buscamos contactar.

Compartir en Google +

TCI ARGENTINA

Sitio web dedicado a la Transcomunicación Instrumental en sus diferentes formas y a temas relacionados con el espíritu y la Vida después de la muerte física; con la finalidad de compartir conocimientos y experiencias.