Las Señales de los Espíritus

En este post veremos como nuestros seres de luz se comunican con nosotros, además de por medio de las grabaciones psicofónicas que captamos con la TCI.

Nuestros familiares y amigos que han desencarnado quieren hacernos saber que están bien y de ese modo aliviarnos el dolor de su partida mediante señales de todo tipo, que debemos estar atentos a percibir ya que se presentan muy a menudo.

A continuación vamos a enumerar las señales más comúnes, de las cuales seguramente alguna de ellas le sucedió, preste atención...


Los Aparatos Eléctricos:
Los espíritus son energía y en su estado pueden manipular los aparatos eléctricos de nuestro hogar, ya sea los televisores, las radios o equipos de audio, las computadoras, los hornos a microondas, los relojes, etc. Ellos pueden encender, apagar y manejar a su antojo estos aparatos, no atribuya rápidamente este comportamiento a fallas de los mismos, antes preguntese si el reloj que aparentemente se detuvo por falla, no quedó marcando la hora en que nuestro ser querido inició su viaje al más allá o el número que era favorito de este, o si el televisor se enciende justo cuando están dando el programa preferido que él miraba, o si se enciende la radio en el momento preciso en que están pasando un tema que le recuerda a esa persona.

Nuestros familiares y seres queridos están más presentes de lo que nosotros creemos.

Los Teléfonos:
Al igual que los aparatos eléctricos, los espíritus pueden manipular los teléfonos, ya sean de línea o móviles; los pueden hacer sonar, encender y apagar, dejar mensajes grabados en el contestador o en nuestra casilla del móvil y hasta hay quienes pudieron mantener una conversación con su ser querido mediante ellos.

Las Luces:
Como ya hemos dicho, los espíritus tienen la facultad de manejar la electricidad por ser ellos mismos energía, por lo tanto no nos sorprendamos si al pensar en ese ser querido, las luces parpadean, se atenúan o brillan más de golpe, estemos atentos ya que es una forma habitual de llamar la atención.

La Sensación de Presencia:
Esta es una impresión muy específica y peculiar, casi física se podría decir, de que nuestro ser querido está presente. Las personas que experimentan a menudo esta sensación son notoriamente conscientes de cuando llegan y cuando se van. Hasta pueden llegar a notar si el ser de luz se sienta en su cama o se recuesta a su lado.

También podemos sentirnos observados, estar haciendo algo y repentinamente sentir que nos miran sin haber pensado con anterioridad en algo que nos pudiese sugestionar.

Y no dejemos de lado cuando vemos sombras por el rabillo del ojo, muchas veces no son una ilusión óptica, ni algo causado por nuestra imaginación, sinó la presencia de nuestros seres queridos.

La Sensación de Ser Tocados:
Estas sensaciones comúnmente consisten en un leve toque sobre nuestro hombro, espalda o brazo, también puede ser una tenue caricia en el rostro, en la mano o en el pelo, o una simple brisa que sale de la nada y deja un efecto de caricia sobre nosotros.

Las Señales Olfativas:
Habitualmente asociamos a  nuestros seres de luz, con un aroma determinado, ya sea por el perfume que usaba a menudo, por el tabaco que fumaba, por el aroma de alguna comida que preparaba magistralmente o por el perfume de las flores que tenía siempre en su casa, etc.

Estas señales olfativas suelen aparecer de la nada, y sin lugar aparente de donde puedan provenir, se nos presentan y enseguida nos hace pensar en esa persona que a partido, pero aún nos visita.

Los Símbolos u Objetos:
Nuestros familiares, amigos o conocidos que han partido al otro plano, a veces suelen tener formas extrañas de llamar nuestra atención. Puede ser que durante el día usted observe repetidamente y en distintos lugares un número en particular que "casualmente" era el favorito de ese ser querido que partió, o buscando algo en un cajón de nuestra casa, encontramos una medalla del santo predilecto de nuestro ser de luz "que no debería estar ahí guardada" y en el transcurso del día, alguien nos deja una estampita del mismo santo y luego leemos algo en el diario sobre este o caminando nos topamos con una iglesia que lleva su nombre y hasta ese día nosotros no teníamos ni la menor idea de que se llamaba así.

O al pensar en ese ser que partió, se nos presentan ante nosotros pájaros que nos alegran con su canto o coloridas mariposas que revolotean a nuestro lado, o aparecen plumitas que uno no sabe por qué razón asocia a ese ser querido y mucho menos de donde provienen, porque no existe forma de que llegasen hasta el lugar donde las encontramos.

Los Sueños:
Quizás esta sea la forma más utilizada por nuestros seres de luz para contactarse con nosotros.  

En esos sueños se nos aparecen felices, radiantes, llenos de paz y bondad en sus miradas, siempre nos dejan un mensaje, puede que nos hablen con su voz o percibamos telepáticamente lo que nos dicen, con sus mensajes nos ayudan a resolver algo si estamos pasando por algún tipo de problema y al irse nos dejan con una tranquilidad y felicidad que nos dura al despertar. También puede dejarnos una sensación de tristeza o confusión.

Cuando son sólo sueños, no hay mensajes, las cosas que se hablan no tienen coherencia, no hay emociones, ni sentimientos y no tienen lógica.

Los Objetos que se Mueven:
Existen espíritus a los que le va mover cosas para hacerse notar, ya sea un vaso, un cubierto, un portaretrato, un adorno, etc. Puede ser cualquier objeto o uno que lo relacione con él, la cosa es llamar nuestra atención y es la forma que eligen para lograrlo.

Hasta son capaces de hacernos alguna "broma" ocultandonos algo que buscamos y haciendolo aparecer luego en el mismo lugar que revolvimos una y otra vez para hallarlo.

Este es sólo un pequeño raconto, de las señales más comúnes que nuestros seres queridos utilizan para hacernos saber que están con nosotros.




Compartir en Google +

TCI ARGENTINA

Sitio web dedicado a la Transcomunicación Instrumental en sus diferentes formas y a temas relacionados con el espíritu y la Vida después de la muerte física; con la finalidad de compartir conocimientos y experiencias.